Solicitamos su permiso para obtener datos estadisticos de su navegacion en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.
Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK |
Escuelas de Futbol | FUNDACION MARCET | Academia de porteros | Cursos de futbol infantil para jugadores, entrenadores y porteros - 'El fútbol profesional es otro mundo'
      
Contactos
 
 
Inicio
Fundación Marcet
J. Marcet
Método Plan Marcet
Cuerpo técnico
Profesores y coach mentor
Barcelona, nuestra sede central
Conferencias
Presentes en 5 continentes
Colabora con nosotros
Tecnofútbol y Neurofútbol
Cursos en DVD
La prensa habla de nosotros
Los padres hablan de nosotros



Inicio
 
'El fútbol profesional es otro mundo'
 
Edu Frías está encarando una etapa fundamental en su trayectoria deportiva. Ha llegado a un club de primer nivel como el RCD Espanyol, del que defiende la portería en la categoría Juvenil. Lo tiene todo para dar el salto definitivo al fútbol profesional, pero sabe que su futuro depende de sus actuaciones en el campo. Y así lo cuenta ante las cámaras de la Fundación Marcet, que fue su casa durante años.

"Quiero ser futbolista profesional, pero voy marcando objetivos a corto plazo. Eso es importante para luego, sin que te des cuenta, alcanzar el objetivo a largo plazo", explica el cancerbero blanquiazul, que llegó al club perico en el verano de 2014. Cuando le contaron que el Espanyol había contactado con Marcet porque quería ficharle, Edu no se lo creía. "Todo el trabajo hecho durante 4 años había dado sus frutos".
 

En su entrevista con Quim Peña, responsable de la Academia de Porteros, el guardameta del Espanyol habla de su día a día en su club, de cómo ha cambiado su vida, de la importancia de su familia... Y de cuando empezó a entrenarse con el primer equipo al lado de un portero del calibre de Diego López: "Fue un gran cambio. Es otro mundo, todo es mucho más difícil. Al principio te preguntas cómo serán, porque son profesionales y salen por la tele. Pero al final te das cuenta que son personas normales, que te dan consejos para que mejores".

En su evolución como portero, Edu destaca la importancia de la vertiente psicológica. "Antes era más tímido, ahora menos. Nunca he tenido la sensación de que tenía que cambiar mi forma de ser, pero tuve que dar un pasito adelante en este sentido. Antes también me pasaba que me desconectaba un poco, que me enfriaba durante el partido o los entrenamientos. Tuve que acudir al psicólogo deportivo del Espanyol, que me aconsejó tener determinadas rutinas para reactivarme. Y funcionó".

Lo que Edu tiene claro es que el fútbol es un deporte de equipo y que para llegar al éxito es imprescindible contar con los demás, avanzar juntos: "Cuando se gana, cuando se consigue triunfar, es porque se llega a ser algo más que simples compañeros de equipo. Cuando se forma un vínculo más profundo es cuando realmente se puede llegar al éxito".