Solicitamos su permiso para obtener datos estadisticos de su navegacion en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.
Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK |
Escuelas de Futbol | FUNDACION MARCET | Academia de porteros | Cursos de futbol infantil para jugadores, entrenadores y porteros - Cˇmo convertirse en el '10' del Barša
      
Contactos
 
 
Inicio
Fundaciˇn Marcet
J. Marcet
MÚtodo Plan Marcet
Cuerpo tÚcnico
Profesores y coach mentor
Barcelona, nuestra sede central
Conferencias
Presentes en 5 continentes
Colabora con nosotros
Tecnof˙tbol y Neurof˙tbol
Cursos en DVD
La prensa habla de nosotros
Los padres hablan de nosotros



Inicio
 
Cˇmo convertirse en el '10' del Barša
 

El 17 de septiembre de 2016 nunca se le olvidará a Alex Ginard. Las nubes que escondían el cielo de Sant Joan Despí no lograban ensombrecer el '10' dorado que relucía entre las franjas azulgranas de su elástica. El mediapunta mallorquín se estrenaba oficialmente con su nuevo club y en la Ciudad Deportiva Joan Gamper se hacía realidad el sueño de una vida. Barça 5 - Gimnàstic 0.

Cuatro meses antes Alex se había entrenado por primera vez con los que serían sus futuros compañeros de equipo. Estaba de prueba. En Can Barça le querían ver de cerca. Pero el viaje que le llevó hasta allí había empezado dos años antes, en un vuelo Mallorca-Barcelona con destino a los cursos intensivos Marcet.

El fútbol balear se le había quedado pequeño y su familia decidió explorar posibilidades en la Capital del fútbol. "Demostró su calidad desde el primer día", recuerda el técnico Arnau Basagaña."Destacaba por su potencia, sus cambios de ritmo y su golpeo. Además conducía muy bien la pelota y tenía potencial por desarrollar. Todo esto hacía de Alex un candidato ideal para nuestro Programa Profesional".


Fue así como empezó su aventura en Barcelona. Tanto la familia de Alex como sus entrenadores coincidieron en que había que dar una vuelta de tuerca a su formación futbolística. Había que cultivar su talento. Había que sumarle a la disciplina de la Academia de Alto Rendimiento.  

"Estuvo aquí dos años", explica Basagaña, que le entrenó en el Infantil del Tecnofútbol, equipo de competición de la Fundación Marcet. "Con el tiempo progresó de forma espectacular, sobre todo en lo que se refiere a su comportamiento. Al comienzo su actitud no era la mejor. Se enfadaba mucho cuando fallaba, cuando las cosas no salían cómo él quería. A veces también criticaba a los compañeros... Un comportamiento inadmisible en clubes de primer nivel. Por eso trabajamos mucho para limar sus asperezas caracteriales y los resultados llegaron con el tiempo. La mejora de su actitud retroalimentó su rendimiento deportivo y Alex se convirtió en un jugador completo, como demuestra la videoficha que confeccionamos para ponerle en el escaparate y facilitar su salida a un club de primer nivel".

 
Goles, asistencias, personalidad en el campo... Con el Infantil A del Barça, Alex no ha tardado nada en demostrar lo que vale. En verano fue protagonista durante las giras en Italia y Oriente Próximo. Y en Barcelona se ha adaptado muy bien al nuevo entorno, entrando incluso en el '11 ideal' del club y siendo mencionado por el diario 'Sport' entre los refuerzos fichados "para aumentar el nivel de la cantera azulgrana". Jugar en División de honor no le asusta. El '10' que lleva en el dorsal no le pesa. Tomar las riendas del equipo en los momentos más complicados, tampoco.

 
Sus dos años en Marcet han sido una auténtica puesta a punto futbolística de cara a su fichaje por un gran club. Las dobles sesiones diarias de entrenamiento y la ayuda de las Nuevas Tecnologías han sido clave para la forja del jugador. "Gracias a los videoanálisis personalizados logramos corregir sus errores durante los partidos, sobre todo en lo que se refiere a la toma de decisiones y a la inteligencia aplicada al fútbol", explica el analista Benito Montalvo. "Con Alex también hicimos un trabajo específico sobre los lanzamientos de faltas, intentando mejorar su postura durante el golpeo gracias a herramientas como el balón inteligente. Tenía la tendencia a tirarse demasiado para atrás con el cuerpo, y eso con el tiempo lo arreglamos". Tanto que Alex es hoy el encargado de lanzar los golpes francos en el Barça.


Cuando disputó su último partido de la temporada 2015-16 con el Tecnofútbol, el mediapunta mallorquín ya sabía que en cuestión de semanas se sumaría a la disciplina del club azulgrana. Recibió la noticia a comienzos de junio, pocos días después de realizar su prueba con el Barça. "Sabíamos que se merecía una oportunidad", comenta Basagaña. "Muchos ojeadores siguen de cerca lo que hacemos, pero por alguna circunstancia ninguno se había fijado en él. Entonces decidimos llamar directamente a nuestros contactos en el Barça y les convencimos para que le convocaran para una prueba. Fueron dos entrenamientos y un partido". El resto es historia.