Solicitamos su permiso para obtener datos estadisticos de su navegacion en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.
Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK |
Escuelas de Futbol | FUNDACION MARCET | Academia de porteros | Cursos de futbol infantil para jugadores, entrenadores y porteros - Curso Internacional en Oporto (Portugla) y Vigo (Galicia)
      
Contactos
 
 
Inicio
Fundaciˇn Marcet
J. Marcet
MÚtodo Plan Marcet
Cuerpo tÚcnico
Profesores y coach mentor
Barcelona, nuestra sede central
Conferencias
Presentes en 5 continentes
Colabora con nosotros
Tecnof˙tbol y Neurof˙tbol
Cursos en DVD
La prensa habla de nosotros
Los padres hablan de nosotros



Inicio
 
Curso Internacional en Oporto (Portugla) y Vigo (Galicia)
 
¡Todos los objetivos marcados, conseguidos!

25 jugadores del 99, 98 y 97 han sido seleccionados para participar en un Curso Internacional. Son todos ellos jugadores que han pasado por el Plan Marcet durante estos últimos años y han demostrado un gran nivel técnico, una actitud y comportamiento extraordinarios y buenas notas en el colegio.
Salimos el viernes 12 defebrero muy temprano desde el aeropuerto de el Prat (Barcelona) excepto dosjugadores que son de Galicia y se trasladaron en coche hasta Oporto.  Los participantes son:

 

 97:
Josep Llobera y Adriá Vilamitjana (porteros), Humbert Ferrer, Bernardo Soveral, Dominic Albacete, Iván Jiménez, Andersson,Carlos Anguiano, Pau Guillem, Guifré Giribert, Borja Parra, DaniÁlvarez.

98/99:
Alejandro Berche y Nacho Berche (porteros), Román Feas, Miquel Puerto, Ignacio Santos, Samuel Oliete, Joan Wager, Julen López, Enrique Ródenas,  Tiago Filip Barbosa, Joel Balsa, Jan Pirretas y Kevin Plúas.

Algunos jugadores no pudieron acudir a pesar dehaber sido convocados porque tenían partido de liga y no pudieron aplazarlo.

Nohay que preocuparse porque la próxima convocatoria es en Semana Santa yposiblemente será más fácil poder acudir.
El nivel del grupo se demostró que era muy altoya que nos enfrentamos contra equipos de máxima categoría en Portugal yconseguimos muy buenos resultados y, lo que más importa, un juego muy bonitoque encandiló a los entrenadores de los equipos contrarios y al público asistente

Bruno organizó todo muy bien desde Portugal y escogió los estadios de fútbol más bonitos de Oporto. Cuando entramos al campo del Boavista nos quedamos impresionados ya que es un campo de Primera División. Allí jugamos los dos primeros partidos. Pudimos estar con los jugadores del primer equipo ya que comimos en el restaurante donde ellos comen, que está junto al campo.
El estadio del Sporting era también precioso. El más sencillo era el de Gondomar y allí es donde jugamos nuestros mejores partidos. Contra el Porto tuvimos que enfrentarnos al cansancio del viaje (aquel día tuvimos que madrugar bastante) y al problema de la falta de entendimiento entre nosotros porque era nuestro primer partido juntos. Entrenamos además, dos horas antes del partido ya que nuestro objetivo era aprender mucho en estos días.

El sábado pudimos recuperar un poco el cansancio del primer día de viaje y dormimos de un tirón pero nos levantamos muy pronto para pasear por el río Duero antes de un buen desayuno.
Contra el Sporting el juego del equipo mejoró mucho y, a pesar del gran nivel del equipo contrario, demostramos que éramos una verdadera selección y se pudieron apreciar jugadas muy bonitas. Por si alguno tiene alguna duda, hemos hecho una selección de las mejores imágenes ya que todos los partidos se grabaron en vídeo con el objetivo de poder realizar un buen análisis de cada uno de los jugadores y, de esta forma, poder descubrir en qué aspecto puede mejorar cada uno.

 

Por la tarde, jugamos contra el Gondomar. Nuestrorodaje era mayor y el equipo ya funcionaba como una verdadera máquina de hacerbuen fútbol. Los directivos y entrenadores del equipo contrario nos felicitaronpor la calidad del juego que habían podido apreciar. Mostraron interés porpoder asistir a los cursos que el plan Marcet organiza en verano. Posiblementenos encontraremos muchos portugueses en esas fechas veraniegas. Da lacasualidad que había dos jugadores de Portugal jugando con nosotros (ya quepertenecen a la selección internacional del plan Marcet)

Nuestros jugadores estaban muy contentos y muy agotados porque el esfuerzo en cada partido era máximo y el fin de semana muy intenso. Todavía quedaba el último encuentro que sería en Vigo contra los infantiles y alevines del Celta de Vigo. Sabíamos que iba a ser el encuentro más difícil de nuestra gira. Además, la noche anterior nos trasladamos en autocar hasta el hotel de Vigo llegando bastante tarde y con poco tiempo para descansar pero nadie quería perderse el acontecimiento del día siguiente.

Dominic estaba lesionado y no pudo jugar estegran partido, aunque lo intentó. Joel también se lesionó y Josep no pudoterminar el partido porque recibió un golpe en la cara que le dejó inclusomareado. Las piernas no respondían igual que el primer día pero nadie sequejaba. Todos querían dar el máximo en ese partido. Se jugó muy bien y se veíauna gran calidad sin embargo delante había un gran equipo que está en lo másalto de la clasificación. Fue una experiencia increíble poder jugar unpartido así.

Jugamos en la ciudad deportiva del Celta de Vigo y todas las imágenes del partido infantil están perfectamente recogidas ya que el alevín jugaba al mismo tiempo.

Al terminar el partido, las caras de satisfacción por haber cubierto los objetivos del curso con una nota muy alta eran indescriptibles. Menuda suerte haber podido disfrutar de una experiencia como esta.

Antes de tomar el avión de vuelta nos pasamos por el Estadio del Celta de Vigo, visitamos el museo y nos hicimos una foto en un campo  histórico donde Tommy N´kono, profesor del Plan Marcet y portero de la selección de Camerún, jugó el Mundial del 82.

De vuelta a casa, recordamos tantas cosas hechas en pocos días. Nuevas amistades. Lo bien que nos trataron en Boavista o en Vigo con Mario enfadado porque había preparado nuestra estancia con muchas actividades y al final solo pudimos estar medio día.

Tanto Bruno como Ignacio estaban encantados porque todos los jugadores tuvieron un comportamiento impresionante. El compañerismo entre todos fue creciendo conforme se iba haciendo una piña entre ellos. Como es natural, a lo largo del viaje surgen muchas dificultades y unos se ayudaban a los otros de forma natural.
También fue bonito ver cómo encontramos, dentro del poco tiempo que hubo, un espacio para poder estudiar y hacer los deberes. Con eso demostramos tener claro que antes que el fútbol hay otros asuntos más importantes.
Resumiendo, una experiencia impresionante y un sueño difícil de olvidar. Muchos están esperando ya la próxima convocatoria que será en Francia en la Semana Santa para los mayores y en Barcelona para los más alevines. Sin embargo, lo más importante es que todos han vuelto con la bolsa llena de nuevas experiencias que les hace crecer como deportistas y como personas.