Solicitamos su permiso para obtener datos estadisticos de su navegacion en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.
Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK |
Escuelas de Futbol | FUNDACION MARCET | Academia de porteros | Cursos de futbol infantil para jugadores, entrenadores y porteros - Gira deportiva a Mallorca
      
Contactos
 
 
Inicio
Fundaciˇn Marcet
J. Marcet
MÚtodo Plan Marcet
Cuerpo tÚcnico
Profesores y coach mentor
Barcelona, nuestra sede central
Conferencias
Presentes en 5 continentes
Colabora con nosotros
Tecnof˙tbol y Neurof˙tbol
Cursos en DVD
La prensa habla de nosotros
Los padres hablan de nosotros



Inicio
 
Gira deportiva a Mallorca
 
 
Un grupo de 20 jugadores alevines e infantiles se desplazaron el pasado fin de semana a Mallorca para participar en una Gira deportiva. Fuimos invitados por tres clubes de la isla: Unión Palma de Mallorca, Atlético Rafal y Porto Cristo. Los tres clubes nos atendieron muy bien y demostraron tener equipos de calidad ya que nos enfrentamos a ellos en una serie de partidos amistosos.

El objetivo de la Gira se ha cumplido con amplitud: los jugadores han disfrutado de un viaje lleno de emociones y aventuras y se ha conseguido una fuerte amistad entre ellos y también con los entrenadores que les acompañaban. Es una lástima que no hayan podido asistir todos los jugadores de los equipos al completo porque es una experiencia difícil de repetir.

Ha sido un viaje muy bien aprovechado ya que en los dos días completos de estancia hemos podido hacer muchas cosas además de jugar al fútbol. Los entrenamientos han sido utilizados para mejorar aspectos tácticos que han mejorado la seguridad del equipo. Los partidos nos han hecho ver que el juego del equipo está basado en la filosofía clara de aprender en cada partido procurando tocar mucho el balón y manteniendo perfectamente las posiciones en el campo.
 

Siempre que salimos aprovechamos para dedicar un tiempo al estudio porque pensamos que de esta forma queda claro que es algo muy importante para su formación. Algunos tenían exámenes y otros llevaron deberes. Todos dedicaron su rato de estudio como puede verse en alguna fotografía.

Cada día nos reuníamos para repasar cómo había ido la jornada y aprovechábamos para recordar aquellos aspectos que podían mejorar en la convivencia diaria: ser más generosos, puntualidad, higiene, compañerismo. La verdad es que se vieron cosas muy interesantes entre los participantes ya que en salidas de este tipo siempre surgen pequeños problemas: uno que no lleva comida, otro que llora por los goles que le meten, aquel que tiene fuertes dolores de cabeza, etc. Era muy bonito ver como los demás ofrecían bocadillos al que no tenía, animaban al que estaba destrozado por los goles o cuidaban al que estaba pasando un mal rato por el dolor de cabeza.

En Mallorca hay muchos alumnos del plan Marcet y les invitamos a participar en los entrenamientos y partidos que tuvimos a lo largo de toda la gira. Fue muy bonito ver lo rápido que se hicieron amigos sin apenas conocerse. Los que viajaban quedaban impresionados al ver chicos residentes en la isla que aparecían con el uniforme de la Fundación Marcet y que se adaptaban perfectamente al estilo de juego que estamos marcando allí donde vamos. Fueron una importante ayuda para completar los equipos ya que no todos habían podido desplazarse.
 

El barco fue toda una novedad para la expedición y la visita al Safari fue muy divertida ya que los animales se acercaban a los coches con una naturalidad sorprendente. Los monos se subían e intentaban entrar en los coches descaradamente. Más adelante pudimos pasear por un pequeño zoo donde podías subirte a los caballos, dar de comer al elefante, coger en brazos a las cabras, pelearte con un inmenso orangután y enseñar al loro a decir viva Tecnofútbol.

Algunos se preguntaban al principio para qué llevábamos el bañador pero luego se dieron cuenta de su utilidad porque en Porto Cristo no resistimos la tentación y los más valientes se bañaron en la playa. Esto se repitió al día siguiente en Montuiri donde, después de comer, nos bañamos en una preciosa piscina. Joan fue el que más tiempo aguantó dentro del agua ya que lo habitual era meterse y salir a toda velocidad. No entiendo por qué tenían tanta prisa por salirse del agua.

Felicitaciones a todos los participantes porque realmente su comportamiento ha sido ejemplar en todo momento con lo que  han dejado muy alto el prestigio de la Fundación Marcet.