Solicitamos su permiso para obtener datos estadisticos de su navegacion en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.
Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK |
Escuelas de Futbol | FUNDACION MARCET | Academia de porteros | Cursos de futbol infantil para jugadores, entrenadores y porteros - Carlos García
      
Contactos
 
 
Inicio
Fundación Marcet
J. Marcet
Método Plan Marcet
Cuerpo técnico
Profesores y coach mentor
Barcelona, nuestra sede central
Conferencias
Presentes en 5 continentes
Colabora con nosotros
Tecnofútbol y Neurofútbol
Cursos en DVD
La prensa habla de nosotros
Los padres hablan de nosotros



Inicio
 
Carlos García
 
Desde muy pequeño, Carlos asistía a los cursos intensivos de la Fundación Marcet y destacaba por su fuerte carácter y por sus ganas de llegar a ser futbolista profesional
 
Participó en un Campeonato organizado por la Fundación, representando en ese momento a la selección catalana que se enfrentó a la Andorrana y a la Vasca.

Hace poco le hemos visto enfrentarse al FCBarcelona en el partido Barça-Almería donde tuvo la difícil misión de marcar a Samuel Eto.

 
 
 
 
 
 
 
 
Estas son algunas de sus más recientes noticias:
 
El Almería se reunió con Raúl Verdú, representante de Carlos García, justo antes del Barcelona-Almería del Camp Nou. Y fue muy claro. Quiere ampliar el contrato del central rojiblanco cuanto antes. La respuesta no fue tan rápida ni tan efusiva. Carlos García no está contento con su situación actual en el Almería. Titular indiscutible la temporada pasada, ha pasado este año al banquillo porque Arconada ha confiado en Pellerano y Chico. Carlos García está pasando un mal momento. No se explica la pérdida de la titularidad y reflexiona profundamente sobre su futuro.

De ahí la frialdad de Raúl Verdú en la reunión con los directivos del Almería, que se han puesto en alerta, porque el club rojiblanco considera una situación coyuntural su suplencia. Es un valor futuro y un pilar. Por eso tienen previsto insistir para convencer al futbolista. La de Carlos García es otra de las renovaciones que quiere adelantar el club rojiblanco, que está dispuesto también a luchar por Bruno, aunque el presidente, Alfonso García, ya ha avanzado que el tenue respaldo de la afición podría provocar ofertas a la baja en próximas temporadas.

Pero de momento eso no va a ser así y Carlos García tendrá una propuesta seria. Fue uno de los pilares del ascenso a Primera División y ha demostrado que tiene sitio en la élite. Tanto que hay clubes de Primera que se han interesado por su situación y han realizado ofertas que el presidente ni se ha dignado a escuchar. Eso sí, si la situación de Carlos García cambia, no tardaría mucho en ampliar.

Entrevista a Carlos García    
 
 
P- Pese a los duros entrenamientos y la carga física, se ve al grupo entonado.
 
Desde dentro se vive de una forma distinta; las piernas aún pesan y cuesta coger la chispa que se debe tener. Se nota el cansancio, pero creo que es productivo a estas alturas. Si quisiéramos ir muy rápido no aguantaríamos toda la Liga.
 
P- Una planificación distinta, con el balón de protagonista.
 
El trabajo con balón es engañoso. Crees que no vas a correr y en realidad corres más. Con un balón de por medio siempre das un plus y es cierto que cansa bastante; quizás más que si fuera sin balón.
 
P- ¿Le gusta unir táctica y trabajo físico desde el principio?
 
Sí, sobre todo para tener claras las ideas que tiene el mister y poder llevar a cabo lo mejor posible lo que nos va a pedir durante el año. Es algo que ya le ha dado resultado y esperemos que aquí ocurra igual. Cuanto antes asumamos sus ideas seguro que menos tardará en verse un buen equipo y antes llegarán los resultados.
 
P- De un entrenador detallista como Emery a otro más meticuloso, como es Arconada.
 
Es bueno que se manejen los detalles, porque la diferencia en esta competición está en los pequeños detalles.
 
P- ¿Empiezan a notar los efectos de la concentración?
 
La convivencia es buena entre jugadores, pero también cuerpo técnico y médico. Toda esa relación y ese contacto fomentan la confianza y todas las relaciones.
 
P- La temporada pasada fue Peralada el lugar elegido para la concentración, ¿ha sido un cambio a mejor?
 
Son dos sitios muy distintos y muy agradables en los que se puede trabajar muy bien. En distancia se pueden considerar también similares, ya que a Peralada fuimos en avión y aquí hemos venido en autobús, pero mientras el lugar de concentración reúna las condiciones siempre será beneficioso para todos.
 
P- De tres centrales se ha pasado esta temporada a cinco. ¿Demasiada competencia?
 
Somos cinco centrales para dos puestos y hay más competencia, pero eso es mejor para el equipo. El que quiera estar en el once tendrá que apretar mucho y el que saldrá beneficiado será el club, el equipo y todos los jugadores, porque habrá que trabajar mucho para tener oportunidades.
 
P- Sin embargo, han logrado mantener el buen ambiente.
 
Siempre hay solidaridad en estos casos. Y la competencia debe ser sana. La decisión es del míster y nosotros sólo tenemos que trabajar y llevarnos lo mejor posible, porque elegir no es nuestra función.
 
P- Para San Mamés, ¿se buscará otra sorpresa como el debut en Riazor?
 
Eso es lo que buscamos y por lo que estamos trabajando tan fuerte.
 
P- ¿Le gusta el calendario?
 
Por el nombre de los rivales vemos que son todos fuertes, y está el Valencia, con las connotaciones que tiene para nosotros. Pero son todos los partidos complicados, aunque ya vimos el año pasado que con los que mejor resultado sacamos fue con los de arriba. No hay que fiarse del calendario e ir mirando como va avanzando la competición.
 
P- ¿Le sorprende la naturalidad con la que han llegado los fichajes?
 
Los nuevos se han encontrado un buen grupo y se han adaptado muy bien. Ésta será una de las armas que tendrá este equipo, estar unidos.
 
P- Habiendo resuelto su contrato y asegurado su continuidad, ¿cómo ve su futuro?
 
La proyección tiene que ser intentar disputar el máximo número de partidos posibles y crecer como jugador. En el plano colectivo, evidentemente, conseguir la permanencia.